¡Atención! Niños y niñas probando.

En Artículos, Información de interés, Padres de Familia por Ale Prieto

Fomentar la equidad de género desde la infancia es posible si damos a los niños y las niñas la posibilidad de desarrollar sus propias habilidades en distintas tareas, más allá de fijarnos en si la actividad es típica del género masculino o femenino, de acuerdo al contexto cultural en el que se desenvuelven.Genero 1

Cabe recordar que, el rol de género se refiere a la construcción social de un comportamiento específico y las expectativas de lo que es ser una mujer o un hombre, lo masculino y lo femenino. Para mí, en lo personal, es como si al momento de nacer en automático nos metieran en un molde específico al cuál hay que ajustarse, sin importar si cabemos o nos sentimos cómodos en éste, con un montón de expectativas por cumplir, con el fin de ganarnos la aceptación y el cariño de nuestros mayores, en lugar de que se nos permitiera descubrir nuestra propia esencia y las capacidades con las que venimos equipados para explotar a lo largo de las diferentes etapas de crecimiento.

La idea de que demos a las y los pequeños la oportunidad de que exploren distintas formas de desarrollarse definitivamente no influirá en su orientación sexual en un futuro, ya que este es un miedo muy común entre papás y mamás cuando sus hijos o hijas quieren probar cosas que no son comunes a su sexo; si no que por el contrario, el que participen en una variedad de opciones les puede ayudar a crear y reforzar su sentido de confianza y seguridad por lograr cosas en la vida.

Y, ¿qué podemos hacer?, ¿cómo iniciamos en casa ? Una manera de hacerlo es que niños y niñas identifiquen cuáles son las actividades típicas que papá y mamá llevan a cabo en el día a día y que, posteriormente, señalen cuáles de estas tareas se pueden intercambiar. Otra, es que escriban o dibujen en una hoja de papel aquellas prácticas que no son comunes a su género y que les gustaría intentar o les llamen la atención, y, de ser posible, motivarlos a hacerlo. Si utilizamos la creatividad, seguramente encontraremos muchas otras maneras de fomentar la equidad en familia.

Y tú que me lees, te has preguntado, ¿qué hubiese pasado con tu proyecto de vida si desde la infancia te hubieran impulsado a probar esas otras cosas que te gustaban y que alguien decidió un día que pertenecen al otro género? ¿Qué pasaría si ahora lo intentas?

ComparteShare on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someone

Dejar un Comentario